El Club Marítimo pierde la pugna por la permanencia en primera

El Real Club Marítimo ha perdido los dos partidos que ha jugado a lo largo del día en el cuadro de permanencia y el próximo año competirá en Segunda Categoría.

“Se ha luchado hasta el final por mantener la categoría, pero no ha sido posibles. Gracias equipo por todo el esfuerzo. El próximo año volveremos a Primera”, comentaba vía twiter el presidente del Real Club Maritimo de Melilla, José Manuel Calzado, tras consumarse el descenso de categoría.

El enfrentamiento ante el Real Club Tennis Barcelona 1899 ha sido determinante. La igualdad ha sido máxima, para al final perder en el último punto de la eliminatoria. Una derrota por 3-2 que significaba poco menos que el descenso, ya que los pronósticos apuntaban a una clara superioridad por parte del RivaPadel Covivar II, como al final se ha demostrado por el contundente 0-5.

De esta forma, mientras en las pistas del centro autonómico de padel en el Real era escenario de las semifinales del torneo, por su parte en El Centro de Ocio y Deporte El Fuerte se disputaba el cuadro, tanto masculino como femenino, por la permanencia.

Tras la retirada del cuadro del Vibor-a Team, que ni tan siquiera viajó a la ciudad, sólo había qué concretar una sola plaza de descenso. En ese caso, el sistema de competición marcaba un enfrentamiento de todos contra todos. El primer duelo, según ranking, enfrentó desde primera hora de este sábado al Real Club Marítimo de Melilla y al Rea Club de Tennis Barcelona.

Sergio Beracierto y Francisco José Tobaria daban el primer punto al Club Marítimo, tras ganar su partido por un doble 6-1. A continuación lograba el equipo catalán igualar el cruce, para después Gonzalo Díaz y Jesús Espejo vencer su choque por 7-6 y 6-3, dando nuevamente ventaja a los melillenses.

Nuevamente con empate, todo quedaba pendiente del último punto de la eliminatoria que se fue a las tres mangas (3-6, 64 y 6-4) para el melillense Uri Botello, en las filas del Tennis Barcelona, y Toni Bueno, frente a los jugadores locales Pablo Herrera y Javier Bravo.

Tras perder 3-2 todo quedaba pendiente de dar una sorpresa, ya que el RivaPadel era el gran favorito del cuadro de permanencia.

Una eliminatoria que encarrilaron muy rápido los del RivaPadel, sumando los dos primeros puntos sin problemas. A continuación ganaban los tres siguientes puntos del enfrentamiento, pero con algo más de resistencia.

Este 0-5 mandaba al traste las esperanzas e ilusiones de los melillenses, que por el contrario han peleado hasta el final de este Campeonato de España de Clubes de Primera Categoría.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.