Melilla cuenta desde hoy con un novedoso protocolo de actuación para los casos de defunción

El Decanato de Juzgados melillenses, el Instituto de Medicina Legal y la Dirección Provincial del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) han suscrito esta mañana en el Hospital Comarcal un interesante acuerdo de coordinación en materia de defunciones. La emisión del correspondiente certificado médico en estos casos es una «obligación legal», recuerda el INGESA, que en ocasiones presenta «perfiles conflictivos». Pese a que la normativa es clara, «es necesario evitar que se promuevan innecesarias investigaciones médico-legales de muertes naturales por sus indeseables efectos negativos para los familiares del fallecido y para la Administración de Justicia». Es la razón de ser del acuerdo que persigue, entre otros, reducir el número de muertes «indebidamente judicializadas y minorar los inconvenientes y el sufrimiento de los familiares».

Momento de la firma del protocolo en el Hospital Comarcal

Con el objetivo de «proporcionar a los profesionales unas pautas sobre la emisión de los certificados de defunción», nace el nuevo protocolo que, según la responsable del Instituto de Medicina Legal de Melilla, Raquel Carbajo, tendrá como consecuencia directa «evitar judicializar fallecimientos de forma innecesaria». El juez decano, Fernando Germán Portillo, por su parte, ha añadido que «el protocolo es para evitar las disfunciones» del sistema y ha calificado de «buen instrumento legal» el acuerdo, mientras que el responsable territorial del INGESA, Omar Haouari, ha destacado la indudable «mejora del servicio público» con la firma del documento, que «permitirá en el futuro evitar malentendidos en unos momentos claves donde las actuaciones de los profesionales no deben tener controversia alguna».

 

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.