El presidente de Melilla advierte a la Delegación del Gobierno de que se le acumulan «patatas calientes» en la frontera

El presidente en funciones de Melilla, Juan José Imbroda,asegura que la frontera se ha convertido en fuente de problemas por resolver para la Delegación del Gobierno de Melilla. Para empezar, asegura que su Gobierno tiene constancia de que la actitud de Marruecos respecto al cierre de la aduana comercial y la dificultad para las relaciones de este tipo entre ambos países se ha recrudecido a pocos meses de cumplirse un año del cierre unilateral de la misma por su parte.

La otra cuestión que el presidente Imbroda advierte como un problema para los socialistas y para la Administración periférica es la decisión aún desconocida que tomen sobre la importación de borrego marroquí para la próxima fiesta del Aid El Kebir tras años de polémica y nuevos brotes de fiebre aftosa en el país vecino.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.