Las empresas españolas del juego «online» Codere y Franco se mudan a Melilla, asegura El Confidencial

La filial de juego “online” del grupo de apuestas Codere trasladó en octubre del año pasado su sede social desde la central de la compañía en la Avenida de Bruselas de Alcobendas (Madrid) hasta unas oficinas en la Avenida Cándido Lobera de Melilla, explica este viernes El Confidencial, que sostiene que la decisión es fruto de la modificación fiscal incluida en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 por el equipo del anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que “convirtió de facto a Ceuta y Melilla en una suerte de paraísos fiscales”.

Codere no es hoy por hoy la única gran empresa del juego “online” que se beneficia de la fiscalidad melillense. Según El Confidencial, el pasado 23 de mayo se registró el traslado de Madrid a la Avenida Rey Juan Carlos I de Melilla de Rfranco Digital, la división de juego “online” de Recreativos Franco.

En este sentido, El Confidencial insiste en que “a las bonificaciones fiscales propias de las dos ciudades autónomas (60% de la cuota del IRPF, el 75% al impuesto sobre el patrimonio, el 50% en el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados o el 50% en los impuestos locales comunes) el gobierno de Rajoy añadió una específica para los operadores de juego “online” con una rebaja del 20% al 10% del impuesto sobre los ingresos netos, es decir, cantidades jugadas menos premios entregados. Esta reducción de la fiscalidad tenía como objetivo teórico atraer a Ceuta y Melilla a las multinacionales del juego, que están instaladas en Gibraltar o Malta”.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.