Las academias, dispuestas a dejarse la piel para que los cursos de formación del SPEE arranquen este año

La Asociación de Centros de Formación de Melilla (Acefome) reconoce que hay cierta preocupación entre las academias por el retraso en la publicación de la convocatoria de los cursos de formación del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), con los que obtienen una gran parte de sus ingresos y que deberían empezar a impartirse el 16 de diciembre.

 

Los representantes de las academias de la ciudad fueron convocados el martes a una reunión de urgencia por Rosa López-Ochoa, directora provincial del SPEE, en la que fueron informados de que la convocatoria ya ha sido enviada a la plataforma de contratación del Estado para su inminente publicación y se les pidió ayuda para que el proceso de adjudicación se agilice todo lo posible y evitar así que el presupuesto de 1,2 millones de euros se pierda. La Administración les ha comunicado que aún están a tiempo de ponerlo en marcha este año, y han decidido aceptar el desafío y ponerse manos a la obra inspirándose en el modelo de ejecución de esta misma convocatoria que se ha realizado en Ceuta, donde fue publicada en el mes de mayo. El presidente de Acefome, Pablo Mouro, asegura que no buscan culpables, sino soluciones a un asunto que les preocupa y afecta como brazo ejecutor de las políticas activas de empleo y formación que desarrolla el Estado para ayudar a las personas en paro. La asociación atribuye el retraso al espacio temporal en el que el Servicio Público de Empleo ha estado sin dirección y a algunas clausulas introducidas en esta convocatoria que el Estado ha tenido que dilucidar.

 

En la reunión con la directora provincial del SPEE, Acefome propuso que se llevara a cabo una retención del crédito de 2019 para sumarlo al de 2020 y optimizar así la ejecución de estos cursos, pero Madrid ha descartado esta opción pese a la insistencia de Rosa López-Ochoa, a la que agradecen sus esfuerzos. Un aplazamiento hasta el primer trimestre del año que viene habría posibilitado una mejoría en la búsqueda de alumnado y en la planificación de las acciones formativas, asegura la vicepresidenta de Acefome, Elena Cruz.

 

Acefome tiene previsto solicitar una nueva reunión con la responsable del SPEE para conocer las razones por las que el Estado no puede retener el presupuesto destinado a estas políticas formativas ocupacionales de un año para otro, y para conocer las opciones de trabajo alternativas que les quedan si, finalmente, las previsiones más pesimistas se cumpliesen y la formación no pudiese empezar a impartirse antes de que finalice 2019.

 

Cabe recordar que para impartir los diferentes cursos de formación en competencias básicas y de certificados profesionales que oferta el SPEE, pueden presentarse unas 20 academias en la ciudad, en las que hay alrededor de 200 trabajadores. La partida de 1,2 millones de euros alcanza para la formación de unos 300 melillenses que buscan mejorar aspectos fundamentales para su empleabilidad.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.