Juan Antonio Delgado, diputado de Unidas Podemos: ‘De aquí a 2030, 50.000 militares irán a la calle’

El programa electoral de Unidas Podemos de cara al 10 de noviembre encierra algunas medidas para cambiar la ley y dar salida a los militares que tienen que abandonar el Ejército a los 45 años, y para mejorar la seguridad laboral de los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. De estos puntos ha informado el diputado de Unidas Podemos por Cádiz, Juan Antonio Delgado, durante su estancia a Melilla este fin de semana, ciudad en la que ha mantenido un encuentro con la militancia del partido y ha visitado el perímetro fronterizo para constatar las necesidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en esta localidad.

 

Unidas Podemos pide refuerzos materiales y humanos -400 en el caso de la Guardia Civil y 300 en el de la Policía Nacional- para que ambos cuerpos puedan desarrollar su trabajo en Melilla con garantías para la seguridad ciudadana y la de los propios agentes. Además, Delgado -que es guardia civil de profesión y ha sido portavoz nacional de AUGC- insiste en la necesidad de un protocolo de actuación en los saltos de valla para evitar que los agentes «paguen los platos rotos» de las diferentes interpretaciones que hacen los Gobiernos de la Ley de Extranjería. Cambios en la ley de personal, una proposición de ley para que en la Guardia Civil no se aplique la ley militar y les sea reconocido el derecho sindical, o la equiparación salarial con las policías autonómicas son otras de las propuestas de su candidatura para mejorar las condiciones laborales de estos cuerpos que es, recalca Delgado, la forma en la que hay que defenderlos, transformando las proclamas a su favor en acciones reales.

 

En cuanto al Ejército, se comprometen a continuar la línea de trabajo emprendida con su llegada al Congreso de los Diputados para quitar los artículos relativos al despido de los militares a los 45 años. En este sentido, no entienden que el criterio sea el de la edad y no otros médicos o de aptitud física. También favorecer salidas laborales para estos militares que con 45 años se quedan con una pensión no contributiva de 600 euros, por ejemplo, evitando la externalización del servicio de vigilancia de muchos cuarteles con los que PSOE y PP, asegura, han privatizado lo público. Tenerles en cuenta para esos puestos de vigilantes y los de funcionarios de prisiones o guardias civiles acabaría, a su juicio, con el problema. Proponen también una única ley integral de carrera militar, evitando que haya «militares de primera y de segunda». De aquí al año 2030, advierte, 50.000 militares irán a la calle, una situación que en lugares como Ceuta, Melilla y Cádiz tendrá un gran impacto.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.