De Castro apuesta por volver a los orígenes de Ciudadanos: «Un partido que vino a servir y no servirse de los ciudadanos»

Con cierta nostalgia ha comparecido hoy, ante los medios de comuncación, el líder de Ciudadanos en melilla. Eduardo de Castro comunicaba que ha sido él quien ha tomado la decisión de dimitir y renunciar a su acta como diputado y será recordado como el político capaz de abrir una grieta en el sistema bipartidista, cuando España más lo necesitaba.

Pero como ha dicho Albert Rivera, “muchas veces venimos de la sociedad civil para aportar valor a la política y regresar de nuevio a la vida privada”.

Los errores cometidos desde que se desarrollaran los últimos comicios les han llevado a perder 47 escaños. Analizando estos resultados, asegura De Castro, que ahora se abre una nueva etapa de inflexión para reflexionar qué quieren ser y hacia dónde deben ir.

Desde luego tenemos talento, capacidad y herramientas para afrontar esta dificil situación. Tenemos que analizar dónde hemos fallado para reconducir al partido al espacio político que nos define, que no es otro que el Centro; como origen de todo los consensos y refugio de todos los extremos.

Eduardo de Castro se queda con la etapa de 2015-2016; cuando Ciudadanos era referente del diálogo y acuerdos para mejorar el país. Asegura el dirigente local que Ciudadanos “tiene que volver a sus orígenes, a ese partido de Centro progresista. Ni conservador ni populista ni de extremos. Un partido que vino a servir al ciudadano y no servirse de los ciudadanos”.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.