Medio Ambiente niega cualquier trato de favor con Endesa y reitera su apuesta por el uso del Gas Natura Licuado

“Es absolutamente falso que la autorización otorgada por dicho departamento -la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad- no se ajuste a la normativa vigente y que permita a la central -de Endesa- contaminar sin control saltándose la normativa europea”.
Es la respuesta del gobierno de la Ciudad al colectivo ecologista Guelaya, que este pasado fin de semana ha puesto en duda los permisos con los que cuenta la multinacional eléctrica para la explotación de la central diésel de Melilla.
En este sentido, Medio Ambiente y Sostenibilidad desmiente “rotundamente” el uso de cualquier subterfugio legal para favorecer a Endesa, entre otros porque “la normativa es muy clara” y porque los niveles de sus emisiones son “los que determina la ley para este tipo de instalaciones”.
Medio Ambiente insiste, por otra parte, en que “la central de Endesa no arroja al mar ninguna cantidad de mercurio” y en que sólo se deshace del líquido que utiliza para su refrigeración. 

A FAVOR DEL GNL.- La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad ha dejado clara vía nota de prensa su “compromiso”, tal y como refleja en la Declaración de Emergencia Climática aprobada recientemente por la Asamblea, de “trabajar para la sustitución, lo antes posible, del fueloil como combustible de los motores de la central por otro combustible menos contaminante como es el gas natural licuado (GNL), promoviendo de este modo la reconversión energética de la central cuanto antes”.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.