Interior prevé completar para septiembre de 2020 las obras de refuerzo de las vallas de Ceuta y Melilla

El Ministerio del Interior prevé ejecutar en diez meses y tener terminadas en septiembre de 2020 las obras de refuerzo de los vallados perimetrales fronterizos de las ciudades autónomas, que incluyen la sustitución de los alambres con cuchillas que los coronan por «un sistema tubular menos cruento», asegura este miércoles la agencia de noticias Europa Press, que explica que la empresa pública Tragsa ha comenzó ayer martes los trabajos de retirada de las concertinas en el tramo intermedio de la doble valla ceutí.

Fuentes de Interior han precisado a Europa Press que el nuevo sistema de protección para evitar intrusiones irregulares en territorio español se «adaptará» a las características del terreno en las dos ciudades, mucho más «abrupto» en Ceuta, y que en algunos casos exigirá la recimentación del doble vallado de seis metros de altura instalado hace 15 años, que ahora se elevará en algunos puntos hasta los 10 metros de altura.
Las obras cuentan con un presupuesto público de 17,8 millones (8,3 en Ceuta y 9,5 en Melilla) y supondrán «un refuerzo de la seguridad en ambas vallas fronterizas», donde «desde 2006 solo se han hecho reformas concretas para reparar daños producidos por la climatología o por las entradas, a veces masivas, de personas».

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.