Ayer celebramos el Día Internacional de la poesía

Ayer, 21 de marzo se celebró el Día Mundial de la Poesía 2020.

El día se eligió en una reunión de la UNESCO, en el año 199, a propuesta de un editor, para hacerlo coincidir con el equinocio de primavera en el hemisferio norte.

En principio se pensó en el 23 de abril, pero entonces coincidiría con el Día del Libro.

Esta celebración tiene como objetivos la enseñanza de la poesía, el fomento de la tradición oral y de los recitales poéticos, el respaldo a las pequeñas editoriales, crear una imagen atractiva de la poesía para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión, y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas.

En cuanto a lo de una “forma anticuada de arte”, muchas de las frases que leemos por las redes sociales son en realidad fragmentos de poemas de reconocidos poetas,  como Mario Benedetti, que es uno de los que goza de más prestigio en Facebook. Otro ejemplo de  seguimiento de la poesía en las redes sociales es el poeta y cantautor Marwan, que actuó en el Kursaal el  último mes de diciembre, aunque ya estuve en Melilla en 2015 en un recital organizado por la UNED.

Este año, por razones obvias que no vamos a repetir, los festivales poéticos por Internet, las rimas en las redes sociales o las pancartas en los balcones han sido algunas de las propuestas para celebrar este sentimiento estético a través de las palabras que llamamos poesía.

Permítannos ofrecerles nuestra aportación en forma de versos de Pancho Varona:

«Tócabamos el cielo con la punta de los dedos, 

dejábamos abajo pararrayos y veletas, 

un día me dejaste con mi vértigo y mis miedos 

y ya sólo me quedan las terrible agujetas » 

Quizás, a falta de otros abrazos, el hambre de versos sea ahora más apremiante que nunca.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.