El Servicio de Urgencias dispone de dos recorridos con triajes diferenciados, uno para pacientes con síntomas respiratorios

Desde el INGESA han informado de que dentro de las revisiones que se efectúan a diario del tratamiento y los circuitos para la atención a los pacientes que presentan síntomas respiratorios, ante la sospecha de que puedan ser casos de COVID-19, se ha dividido el Servicio de Urgencias en dos zonas distintas, ambas dotadas con área de evaluación y clasificación de pacientes según el sistema de prioridad (triaje). Una de ellas exclusiva para pacientes con síntomas respiratorios y, la otra, para pacientes con patologías urgentes en general.

Esta decisión se tomó, dentro de las comisiones de gestión de las necesidades que van surgiendo en el estado de Alarma Sanitaria que vive España y, en concreto, el Área de Salud de Melilla, para evitar la contaminación cruzada y el contagio entre pacientes. Es por ello que se tienen previsiones de actuación en todos los Servicios del Hospital Comarcal.

Asimismo, desde INGESA señalan que son conscientes de que el Servicio de Urgencias trabaja en un espacio de por sí limitado y es por ello que en estos momentos de necesidad para atender la demanda asistencial y poder disponer de dos itinerarios o recorridos de los pacientes, se tomó la decisión de utilizar el despacho de los celadores por encontrarse entre la sala de estar de familiares y  junto a una zona clínica de asistencia (sala de tratamientos). Es por ello que se desalojó para ubicar allí el triaje de pacientes respiratorios. Esta utilización de la dependencia que habitualmente venía utilizando los celadores, obligó a buscar otra ubicación de forma alternativa que ayer no fue posible por premura de tiempo. No obstante, los celadores fueron ubicados en dependencias del Servicio más próximo a Urgencias, que en este caso fue Radiología.

Además, han informado de que en estos momentos se trabaja para habilitar una dependencia  dentro del Servicio de Urgencias que tenga ya un carácter permanente mientras esté en vigor la Alarma Sanitaria que, muy probablemente, en la jornada de hoy estará disponible.

Dotación de equipos protectores

En otro orden de cosas, el INGESA reitera que se dota de equipos de protección a todo el personal. No obstante, puntualiza que la utilización de los citados equipos se realiza en base a la sintomatología que presenta cada paciente. La utilización de la máxima protección en todos los casos no es necesaria, además de que acelera la caducidad de prendas y equipos, en unos momentos de alerta en que se está evitando su escasez por todos los medios.

Acerca del autor

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.