La gran mayoría de clubes de Superliga apuesta por la nulidad, sin campeón ni descensos, el problema está en los ascensos

Después de dos intensas reuniones de la Junta Directiva de la Real Federación Española de Voleibol y la Comisión Delegada, todavía no se ha llegado a un acuerdo para saber qué va a pasar finalmente con algunas de las competiciones principales, como es el caso de la Superliga Masculina.

Como ya adelantó hace más de un mes Televisión Melilla, la preferencia de la mayoría de los clubes de la máxima competición del vóley español es la de declarar nula la temporada, que no haya campeón y tampoco descensos. Luego ya hay más discordancia con el tema de los ascensos, ya que está más dividida la opinión: algunos clubes creen que se podría hacer una liga con 14 equipos y otros que si no hay descensos tampoco debería haber ascensos, alegando además que una liga con más clubes sería una liga con más desplazamientos y más partidos, por lo que eso repercute en los ajustados presupuestos de los equipos.

Sea como fuere, la opinión de la mayoría de los clubes y de gran parte de la Junta Directiva de la Federación Española favorece los intereses del Club Voleibol Melilla, ya que los azulinos estaban virtualmente descendidos semanas antes de que llegase el parón liguero y con toda probabilidad podrían encontrarse con la permanencia gracias a la nulidad de la competición.

Además, cuando los clubes plantearon este supuesto, se basaron en la adopción de estas medidas por parte de algunas ligas como Chipre o Bélgica. Pero, en estos momentos el “apoyo internacional” es mucho mayor. Actualmente, la gran mayoría de países que han dado por terminadas sus competiciones han declarado nulas las temporadas y desiertos los títulos de campeón d elija, es el caso de importantes ligas como: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Estonia, Finlandia, Francia, Israel, Noruega, Países Bajos, Polonia, Suiza, Suecia, Corea del Sur y la liga femenina brasileña. En estos casos mantienen la clasificación vigente para determinar el acceso a las plazas de competición continental e internacional, pero entienden que no puede haber un equipo campeón de la competición si no se ha concluido la competición ni se han desarrollado los play offs por el título. Cierto es que en el caso de los ascensos y descensos no todos estos países han actuado de la misma forma, pero sí que la mayoría de ellos, de la misma forma que no han podido declarar a ningún equipo campeón, dada la nulidad de la competición, tampoco han descendido a ningún equipo.

Y es que el caso del Voleibol Melilla no debería generar duda alguna: si finalmente la liga se declara nula (que es lo que demandan la gran mayoría de los clubes y lo que han hecho las principales ligas europeas), no debe haber campeón ni descensos. El problema llega con los ascensos, ya que algunos clubes españoles de Superliga 2, como es el caso del Barça Voleibol o el Tarragona SPSP, habían hecho una apuesta económica muy importante para lograr ascender y tenían una gran ventaja deportiva para hacerlo. Este va a ser el debate que va a alargar las negociaciones para la declaración final de nulidad de la Superliga: si finalmente hay ascensos, si serían dos o cuatro y si deberían jugarse play offs de ascenso y la viabilidad temporal y económica de todas las opciones.

De momento el Melilla está tranquilo y Salim Abdelkader, como presidente de la federación melillense y miembro de la Junta Directiva nacional, va a luchar por quedarse en la máxima competición y que esta esté formada por el menor número de clubes, pero, pase lo que pase: “Lo aceptaremos, lo veremos como bueno y lucharemos por hacer un buen proyecto, atractivo para el deporte y la afición melillense”.

Acerca del autor

Jesús Blasco de Avellaneda Periodista, fotoperiodista, camarógrafo y productor audiovisual. Ha sido director territorial de Televisión Española, delegado de informativos Telecinco, delegado de la Agencia Colpisa, corresponsal de Periodismo Humano y eldiario.es, fotógrafo y camarógrafo de las agencias EFE, France Presse, Associated Press y Reuters; proveedor habitual de fotografías y vídeos de Mediaset, A3Media, ZDF y ARD, así como colaborador de El Mundo, The Guardian o The New York Times, entre otros medios. Ha sido profesor de ‘Fotografía’ y ‘Periodismo social y ciudadano’ en la Universidad de Granada, profesor invitado de ‘Comunicación Social y Cooperación Internacional’ en la Universidad de Santiago de Compostela y profesor invitado de ‘Information and disinformation’ por la University of Washington. Director de los talleres de periodismo de la Fundación Manuel Alcántara en Melilla. Premio Nacional Derechos Humanos de Periodismo 2013; Premio Imagen del año 2014 de El Mundo; Tercero en el Premio Nacional de Fotoperiodismo 2015 y finalista en 2016, 2017 y 2018; finalista en 2015 y 2016 del Premio José Couso de Libertad de Prensa y de los III y IV Premios Enfoque de Periodismo a Mejor Periodista; Premio Enfoque de Periodismo al Mejor Fotoperiodista Enfocado; posee una medalla de oro de la GPU y cinco medallas de oro de la FIAP.

También podría interesarle:

Este sitio usa cookies  para darte la mejor experiencia. De acuerdo haciendo clic en el botón 'Aceptar'.