Mohamed Ahmed dice que el confinamiento de Purísima persigue evitar la propagación del virus

Tras la publicación en el Boletín Oficial de Melilla (BOME) de la nueva Orden de Salud Pública de «medidas sanitarias de carácter restrictivo» de aplicación en el denominado Centro Educativo Residencial de Menores de la Purísima, que registra en estos momentos tres casos positivos, dos trabajadores y un menor tutelado, y una decena sintomáticos por Covid-19, el consejero de Distritos, Juventud, Participación Ciudadana, Familia y Menor, Mohamed Ahmed Al-Lal, ha insistido hasta mañana en que, desde el comienzo de la pandemia, «hemos sido conscientes del alto riesgo de contagio» de los centros públicos de este tipo.

El resultado del estudio de los técnicos de Salud Pública, ha dicho el consejero, recomienda el aislamiento temporal de los casos sintomáticos y los nuevos ingresos, la toma frecuente de temperaturas, el aumento de la ventilación en los espacios cerrados y, entre otros, el refuerzo de la vigilancia de las fuerzas y cuerpos de seguridad durante los siete días que inicialmente prevé la Orden de Salud Pública y en los que estará limitada la libre circulación de los jóvenes acogidos.

«El objetivo es poner todos los cortafuegos» posibles para evitar la propagación, ha dicho Ahmed Al-Lal, quien ha insistido en la necesidad del confinamiento no sólo en Purísima, sino en todos los centros de menores para «dejar más tranquila a toda la población».

 

 

*foto CAM

Acerca del autor

También podría interesarle: